Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools

Get Adobe Flash player

A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to adult spanish conditions

Anemia Ferropénica

¿Qué es la anemia ferropénica?

La causa más común de la anemia es la deficiencia de hierro. El hierro es necesario para formar la hemoglobina. El hierro se almacena principalmente en el cuerpo en forma de hemoglobina. Aproximadamente el 30 por ciento del hierro se almacena también como ferritina y hemosiderina en la médula ósea, el bazo y el hígado.

¿Qué causa la anemia ferropénica?

A continuación se enumeran las posibles causas de la anemia:

  • Dieta baja en hierro
    El hierro se obtiene de los alimentos de nuestra dieta; sin embargo, sólo se absorbe 1 mg de hierro por cada 10 ó 12 mg de hierro ingerido. Una persona que no puede seguir una dieta equilibrada rica en hierro podría sufrir de algún grado de anemia ferropénica.

  • Cambios en el cuerpo
    Cuando el cuerpo está pasando por cambios como brotes de crecimiento en los niños y adolescentes, o durante el embarazo y la lactancia, se necesita aumentar la cantidad de hierro que se ingiere y la producción de glóbulos rojos.

  • Anomalías del tracto gastrointestinal
    La mala absorción del hierro es común después de algunas cirugías gastrointestinales. La mayor parte del hierro que se toma en los alimentos es absorbida en la parte superior del intestino delgado. Cualquier anomalía del tracto gastrointestinal (GI) podría alterar la absorción del hierro y provocar anemia ferropénica.

  • Pérdida de sangre
    La pérdida de sangre puede causar una disminución de hierro y provocar anemia ferropénica. Las causas de pérdida de sangre pueden incluir hemorragia gastrointestinal, sangrado menstrual o lesión.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia ferropénica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la anemia ferropénica. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Palidez anormal o pérdida de color en la piel.

  • Irritabilidad.

  • Falta de energía o cansarse fácilmente (fatiga).

  • Aumento en el pulso (taquicardia).

  • Lengua dolorida o hinchada.

  • Aumento de tamaño del bazo.

  • Un deseo de comer sustancias raras, como tierra o hielo (una condición llamada pica).

Los síntomas de la anemia ferropénica pueden parecerse a los de otras condiciones de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la anemia ferropénica?

La anemia ferropénica puede sospecharse a partir de los resultados generales de una historia médica y examen físico completo, como cansarse fácilmente, palidez anormal o falta de color en la piel, o un pulso rápido (taquicardia). La anemia ferropénica se descubre normalmente durante un examen médico a través de un examen de sangre que mide la cantidad de hemoglobina (número de glóbulos rojos) presente y la cantidad de hierro en la sangre. Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la anemia ferropénica pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre adicionales.

  • biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea  -  La aspiración y, o la biopsia de médula ósea es un procedimiento que comprende la extracción de una pequeña cantidad de líquido de la médula ósea (aspiración) y, o de tejido sólido de la médula ósea (biopsia core o por punción), generalmente de los huesos de la cadera, para estudiar la cantidad, tamaño y madurez de los glóbulos y, o de las células anormales.

Tratamiento de la anemia ferropénica:

El tratamiento específico de la anemia ferropénica será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la anemia.

  • La causa de la anemia.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la trayectoria de la anemia.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Dieta rica en hierro
    Comer una dieta con alimentos ricos en hierro puede ayudar a tratar la anemia ferropénica. Las buenas fuentes de hierro incluyen las siguientes:

    • Las carnes: res, puerco, cordero; el hígado y otros órganos.

    • Las aves: pollo, pato, pavo; el hígado (especialmente la carne oscura).

    • El pescado y el marisco, incluyendo las almejas, los mejillones y las ostras, las sardinas, las anchoas.

    • Los vegetales de hojas verdes de la familia del repollo, como el brócoli, la col rizada, el nabo verde y las acelgas.

    • Las legumbres, como las habas y los chícharos; los frijoles y chícharos secos, como los frijoles pintos, los frijoles de carete y los frijoles cocinados enlatados.

    • El pan y los bollos de harina integral con levadura.

    • El pan blanco, la pasta, el arroz y los cereales enriquecidos con hierro.

  • Suplementos de hierro
    Pueden tomarse suplementos de hierro por varios meses para aumentar los niveles de hierro en la sangre. Los suplementos de hierro pueden causar irritación del estómago y cambio de color de las heces. Deben tomarse con el estómago vacío o con jugo de naranja para aumentar la absorción.

¿Cómo procesa el cuerpo el hierro?

El hierro está presente en muchos alimentos y es absorbido en el cuerpo a través del estómago. Durante este proceso de absorción, el oxígeno se combina con el hierro y es transportado en el plasma de la sangre uniéndose a la transferrina. Desde ahí, el hierro y la transferrina se utilizan en la producción de la hemoglobina (la molécula que transporta el oxígeno en la sangre), almacenándose en el hígado, el bazo y la médula ósea, y siendo utilizado según sea necesario por todas las células del cuerpo.

La siguiente lista contiene alimentos que son buenas fuentes de hierro. Always consult your physician regarding the recommended daily iron requirements for your particular situation. Siempre consulte a su médico acerca de los requisitos diarios de hierro recomendados para su situación específica.

Alimentos ricos en hierro

Cantidad

Contenido aproximado de hierro (miligramos)

Ostras

3 onzas

13.2

Hígado de res

3 onzas

7.5

Jugo de ciruela

1/2 taza

5.2

Almejas

2 onzas

4.2

Nueces

1/2 taza

3.75

Carne molida de res

3 onzas

3.0

Garbanzos

1/2 taza

3.0

Cereal de salvado

1/2 taza

2.8

Puerco asado

3 onzas

2.7

Anacardos

1/2 taza

2.65

Camarones

3 onzas

2.6

Pasas

1/2 taza

2.55

Sardinas

3 onzas

2.5

Espinacas

1/2 taza

2.4

Habas

1/2 taza

2.3

Frijoles de riñón

1/2 taza

2.2

Pavo, carne oscura

3 onzas

2.0

Ciruelas pasas

1/2 taza

1.9

Rosbif

3 onzas

1.8

Chícharos

1/2 taza

1.5

Maní

1/2 taza

1.5

Papas

1

1.1

Papa dulce

1/2 taza

1.0

Ejotes

1/2 taza

1.0

Huevos

1

1.0